29.3.13

SHAMAN DANCING



Hoy los espíritus hermanos han llamado a la puerta de mi corazón. Han cantado con sus voces ancestrales en mis células durante estos días fértiles de danza con los pies descalzos.

Vienen a pedirme que les dé voz, que les preste por un rato las células del cuerpo para que su sabiduría pueda oirse en este templo de la danza, en este modo de entender que la danza del hombre está sujeta inevitablemente a las fuerzas universales creadoras de la vida/muerte. En conciencia facilito su mensaje tal cual llega:

Os llenáis la boca con la palabra chamán, la danza extática, la danza chamánica, los estados alterados de consciencia. No nos extraña. No puede ser de otra manera en un mundo en el que el hombre utiliza la conexión de la red de la vida para generar odio en su locura, control militar y un retorcido dominio a escalas que la conciencia hace tiempo no crea. No nos extraña que una parte de la humanidad quiera equilibrar la desconexión volviendo al saber antiguo, cercano a los mundos de la tierra, al tiempo en que los espíritus ayudaban al hombre con su medicina, y el hombre les enviaba de vuelta respeto, ofrendas, voz, danza, cuidados y bendición. La conexión os trae la sinergía en equilibrio, la sinergia de lo completo, el compartir de la totalidad, y no así la carencia. 

Os llenáis la boca con el éxtasis, como si el éxtasis y las vías hacia él fuesen un fin, un objetivo en si mismo, no un simple vehículo sagrado que trae la medicina al pueblo, a la Madre Tierra, al universo. 

Hay que tener un corazón muy abierto y un espíritu muy generoso, una capacidad de servicio muy acusada, una entrega total y no de boquilla para experimentar lo que es ser un hombre o mujer medicina. Os quedáis, como de costumbre, con la apariencia de las cosas, sin querer profundizar en el sacrificio que conlleva desmembrarse, pasar los dolores que un enfermo pasa para poder curarlo, morir mil veces y regresar de la muerte una y otra vez. No, os quedan muy bien esas plumas que os colgáis, esos turbantes que os ponéis, esos tambores que hacéis sonar... sin respeto alguno al significado verdadero de esa palabra que usáis tanto y que os queda muy grande.

En estos mundos de realidades superpuestas, cruzadas, mezcladas que danzan los espacios muertos, los espacios vacíos, los espacios que se abren y cierran en los pliegues del tiempo, la realidad y la ilusión son una. Llamáis al Uno, convocáis encuentros y danzas en el nombre del Uno, pero a continuación no sois dos que danzan juntos, sino millones separados y desmembrados en contínuo combate, uno contra uno, tribu contra tribu.

Hasta que no juntéis los pedazos de esta sabiduría que no se perdió, sino que danza infinitamente en el recorrido de vuestro aliento de vida... y entendáis que sin respeto no hay consciencia ni entendimiento posible... seréis payasos vestidos de plumas que danzan la periferia de un poder que sólo se reúne en el centro del círculo.

Id a vuestro corazón y que allí hable la voz que siempre existió... puede que la verdadera danza-medicina pueda tomaros entonces... Es nuestro deseo desde el centro del círculo. 

Danza la medicina de aquello que no tiene límite alguno. Siempre es desconocida y siempre trae bendición al conjunto de la vida. En absoluta entrega, la danza del corazón aparece, y tú y tu cosmogonía, podéis desaparecer. Cuando sólo quede el amor danzando en ti podrás llamarte Shaman. Y entonces te darás cuenta de que no necesitas llamarte nada, ni vestirte de ninguna forma, ni nombrar o explicar nada de lo que se produce... nada de lo que es y sucede por si mismo. 

De nuevo os repetimos: el misterio es innombrable. Sucede en lo grande y en lo pequeño, en lo espectacular y en lo humilde, en lo refinado y lo burdo... No es dual, y no necesita reconocimiento de nada ni nadie, ni siquiera testigos, para ser lo que es. 

Bendiciones en esta destrucción de todo lo conocido... que vuestros pasos dancen en la inseguridad real del cambio continuo y que vuestro corazón encuentre paz y gozo con ello.

Canalización. TR





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...