6.2.13

TORMENTA


Fotografía: Mitch Dobrowner

 
Elegir sólo "la luz", lo blanco, transparente, calmo no es real. Estamos eligiendo una parte menos dolorosa de nosotros y de lo externo, pero es sólo una parte. Al elegir una parte, desechamos otra, y nos alejamos de la totalidad. El Amor es aceptación del Todo, con sus luces y sombras. A esto decimos muchas veces que si con la cabeza, y sin embargo no lo integramos, no lo vivimos: en cuanto la tormenta aparece en algún aspecto de nuestra vida salimos corriendo.

"La negrura" es parte de la belleza de la naturaleza. Y es parte de la condición humana. No nos gusta nombrarla, no nos gusta vivirla, porque la asociamos al dolor. Y no siempre es así.

La madre naturaleza también es a veces negra y tormentosa, violenta en la manifestación de su poder, cuando se sacude, cuando descarga la electricidad y nos inunda con su fuerza. Su inmensidad nos asusta, pero somos lo que somos: simples humanos indefensos ante ella.

Ella nos aloja. Su energía nos gobierna. Aceptar con humildad todas sus manifestaciones, sobre todo esas que no podemos controlar, aceptar lo blanco y lo negro, las explosiones que limpian un ambiente cargado y también los días de calma y sol... aceptarlo Todo. Incondicionalmente. Eso es lo que os deseo hoy.

TR


Y la voz de Pilar Gonzalez, artista del Sol: Sólo quien se atreve a mirar en la oscuridad, ¡verá el color! Parece un contrasentido, pero es real, la luz blanca... deslumbra, la ausencia de ella impide ver, pero si investigas... Es entrar en lo profundo, como hace la cámara, si enfocas la luz... la imagen desaparece, pero si la enfocas y tapas el objetivo, la luz queda dentro y aparece la forma y el color, por eso trabajando con la cámara descubres muchas cosas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...