17.2.12

LA MENTE DEL TAO


Fotografía: Michael Kenna


La mente radiante siempre está en calma. En acción, responde a miríadas de cambios, pero incluso cuando está activa su esencia es siempre la quietud.

La mente vagabunda está siempre moviéndose. En quietud produce miríadas de pensamientos. Incluso cuando está quieta, es básicamente bulliciosa.

La mente radiante es la mente del Tao, la mente vagabunda es la mente humana. Cuando se dice que la mente del Tao es imprecisa, significa que es sutil y difícil de ver. Cuando decimos que la mente humana es peligrosa, queremos decir que es insegura e intranquila.

La mente humana está incluida en la mente del Tao; la mente del Tao existe en la mente humana. Es cuestión de mantenerse persistentemente centrado y equilibrado en la actividad y en la quietud. Así, la mente radiante está siempre presente y la mente vagabunda no se agita. Entonces, lo que era inseguro llega a estar en paz y lo que era impreciso se convierte en claridad.

En este punto la mente errática retorna y el Tao se realiza libre de error. Esto es lo que el I Ching llama: "Volver a ver el corazón del cielo y de la tierra".

The book of Balance and Harmony. Thomas Cleary. Editorial Shambhala.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...