28.2.11

ENRAIZAR LA QUIETUD



"Cuando medites, debes soltar la forma. Alcanza la quietud, pero no hagas caso de la mente. Dirige la luz hacia dentro y deja que la naturaleza original entre en el palacio de la vida. De esta forma cultivarás simultáneamente la naturaleza original y la vida.
       Cuando se arraiga la verdadera quietud, el movimiento comienza. No se trata de intención consciente o de actividad mental, sino del movimiento del vapor en el dantian. 
       Las personas ordinarias no conocen el método de cultivo y refinamiento de la vida. Así, cuando tiene lugar el movimiento, la mente se agita y la fuerza de la vida fluye hacia fuera sin ningún control. Mencio lo definió como: La emoción que hace surgir la intención
       Siguiendo el camino de los mortales, los hombres y las mujeres usan la energía de la vida para procrear. Mientras las demás formas de vida sólo gastan energía en procrear, los humanos la usan por placer. El Buda esperó en la quietud a que se agitara el movimiento de la fuerza de la vida y usó el fuego para refinarlo y el viento para ventilarlo antes de que se excitara la mente. 
       Esta es la clave de la transformación de lo ordinario en sagrado. Todo gira en torno al secreto del movimiento en el sentido de las agujas del reloj y en sentido contrario."

Cultivando la energía de la vida. Liu Hua-Yang. Traducción de Eva Wong. Arcano Books.


2 comentarios:

  1. Las más grandes verdades se muestran con las más sencillas palabras.

    La verdad acaba ocultándose tras las redes que tejen las frases demasiado elaboradas.

    ResponderEliminar
  2. Hola Anónimo!

    Cierto que la sencillez facilita la comprensión de la esencia.

    La verdad nunca está oculta, por mucho que las palabras enreden, pues trasciende toda palabra, toda explicación.

    Quien abre su corazón al misterio, puede conocer aquello de lo que no está separado. Aquello que es.

    Gracias por tu aportación.

    Un abrazo de sol

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...