3.5.10

LUIS PANIAGUA. GRACIA Y BELLEZA



"La Gracia desciende. Por mucho que llame, invoque o cante a la Gracia, todo esfuerzo para que me envuelva es en vano, viene cuando ella quiere descender. Es algo parecido a la aceptación, que cuando llega convierte la situación más insoportable en soportable y con ella viene la paz, la ausencia de sufrimiento". Luis Paniagua

Y la Gracia descendió ayer a través del arte de Luis Paniagua y nos colmó de amor, belleza y armonía. Fue un concierto sencillo y esencialmente hermoso, brillante en su luz. Me sumió en profunda paz y sosiego. Gracias por la Gracia recibida!

Y gracias por tu humildad, Luis, sencillez y recogimiento. Por ese "quitarte de enmedio" permitiendo que la música de la creación guiase tu palabra justa, tu voz y tu mano. Por practicar el arte de la presencia en el instante, dejando que tu música simplemente brotase del silencio del corazón.

Os dejo con una muestra del trabajo de este gran artista y un link donde podéis encontrar más piezas musicales nacidas de su silencio.



Para disfrutar más de su arte, click aquí

10 comentarios:

  1. Hermoso, querida. Que aprendamos a quitarnos de enmedio y permitir que a través de nuestro silencio hable... el silencio.

    ResponderEliminar
  2. Algo diferente, belleza y armonía

    Gracias amiga, para tenerlo muy en cuenta

    ¿dónde fue el concierto?

    abrazos

    ResponderEliminar
  3. Hola Ari!

    El concierto fue en un pueblo de Madrid, en la sierra noroeste. Íntimo, en un lugar de meditación. Deliciosa danza de silencio y sonido... que acabó en silencio.

    Te envío esa paz.

    Y un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado ese instrumento, me ha parecido una cabeza de ciervo o algún animal con cuernos, no? Gran sensibilidad y armonía. Precioso!
    Gracias por traerlo, un abrazo cariñoso!

    ResponderEliminar
  5. Hola Zanara!

    Decía Luis que, en la mitología, Hermes inventó la lyra con un caparazón de tortuga de tierra, dos cuernos, una piel de ternera, un travesaño y siete cuerdas de tripa. Y él la ha reconstruido.
    La tortuga es mediadora entre el cielo y la tierra. Simboliza la imagen del universo. Su caparazón es abovedado por arriba, como el cielo, y plano por abajo, como la tierra. Y el siete, considerado un número perfecto, simboliza la relación de lo divino y lo humano, cuyo resultado es la creación.
    El concierto giraba entorno a los temas de su último disco, "El cielo en la tierra".
    Bellísima su voz y el sonido de la lyra. Salimos transportados.

    ResponderEliminar
  6. Querida Teresa.
    No le conocía, gracias, me ha encantado !!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Cuando el silencio se agita en ondas de belleza hecha música, el sueño parece romperse. La presencia vacía abre el amor que todos somos.

    Otro abrazo para ti, Sankaradas, vibrando en el amor Uno.

    ResponderEliminar
  8. Tal como tú dices, Teresa, belleza y gracia. Qué hermosura. No conocía nada de este músico exquisito. Gracias por este magnífico regalo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por tu sentir, Furia.

    No hay palabras para describir la Gracia, va más allá de ellas, sólo Es.

    Vaciarnos y escuchar la sutileza vibracional de la música nacida del silencio y la meditación puede ayudarnos a experimentar conscientemente esa Gracia que ya Somos.

    Es una vía, una práctica conjunta, un gran regalo vivencial.

    Un abrazo enorme, con amor.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...