14.1.10

LA DANZA DEL CORAZÓN




"Al Universo
pertenece el bailarín.
Aquellos que no bailan
nunca podrán conocer su inmortalidad"
Las Actas de Juan. San Juan Evangelista

"El universo está hecho de formas aparentes, dijo Shiva. Mi danza es la fuente de todo movimiento y toda acción en sus cinco aspectos: creación, conservación, destrucción, encarnación y liberación. El lugar de la danza, semejante a un lugar sagrado, es en realidad el corazón humano. Contempla mi danza en tu interior y conocerás todos sus secretos."
Parábola, revista de Mito y Tradición, Vol. IV, nº2

      Cuando un bailarín se entrega a la danza de su latido interno puede percibir el movimiento de la vida desde su centro neutro, inalterable, fuente generadora de ondas vibracionales que adoptan un nuevo significado a cada instante. Su cuerpo se unifica, se transforma en la música, se conecta con la vibración del entorno, encarna la danza de su corazón y los distintos ciclos que le atraviesan, los ritmos y energías que corren por él. La mente sólo observa y el bailarín se convierte en instrumento sagrado de la creación cuando se inunda de amor y se hace uno con todos los seres y las cosas, danzando a través de su cuerpo una historia cuya trama es infinita.
      Eso podemos hacerlo todos en la danza de nuestros movimientos cotidianos. Abandonando el control de la mente, podemos acceder desde la presencia en nuestro cuerpo a la experimentación de un estado de conciencia que llaman "alterado", cuando en realidad es el estado ordinario de fusión en el que nos encontramos inmersos cada día, aunque no seamos plenamente conscientes de ello. La infinita danza de la vida sucede a pesar de nuestras creencias limitadoras y nuestras resistencias.
      La danza puede ser un vehículo hacia una realidad de experiencia en la que el yo y los límites del cuerpo desaparecen y sólo queda el latido común a toda vida, impregnado de amor. Siendo conscientes de nuestro movimiento cotidiano todos podemos acceder a la danza eterna de Shiva, al corazón Uno cuyo latido sostiene la vida y cuyo movimiento libre del control de la mente nos unifica con todo lo que Es.




Coreografía de Jiri Kylian.

4 comentarios:

  1. Querida Teresa.

    Bonito post. El Shiva Nataraja representa la danza cósmica que, sin saberlo, todos bailamos.

    Un beso.

    Namasté.

    ResponderEliminar
  2. Querido Sankaradas!

    Un solo latido origina la multiplicidad de las formas.

    Que disfrutes mucho de tu danza corazón.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. precioso! Entregarse a la danza, si!
    Namasté!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Zanara!

    Dancemos las ondas que nacen y mueren en el latido Uno.

    Un beso danzarín!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...