2.10.09

DEL APEGO Y EL AMOR




El apego es una forma de dependencia basada en el ego;
el amor es no-apego basado en el espíritu.

Cuanto mayor sea tu no-apego,
más auténticamente podrás amar.

El acto que no vincula proviene directamente del amor;
todos los otros actos provienen directamente del pasado.

Luchar con el karma no te librará de su influencia vinculante. Sólo puedes lograr la libertad recordando lo que eres en verdad.

Lo que en verdad eres es un espíritu desvinculado,
fuera del alcance del karma.

El equivalente espiritual del apego se denomina "encadenamiento". Hay encadenamiento cuando te atas a la ilusión del aislamiento; sin eso te verías automáticamente en unión.

La raíz del encadenamiento es Karma, que significa "acto". Todo acto de la creación (desde los actos de la naturaleza, tales como la lluvia o la rotación de la tierra sobre su eje, hasta los actos sumamente personales de los seres humanos en su compleja existencia) caen bajo el encadenamiento del Karma.

El Karma forma una incesante cadena de causas y efectos, acción y reacción. No puedes enamorarte ni odiar a primera vista sin incorporarte a una danza kármica cuyos pasos se iniciaron en lo más hondo del pasado...

Si la teoría del Karma es válida, el no-apego es la expresión más verdadera del amor..."

En su forma más leve, el apego es el deseo de estar con alguien especial. Un bebé apegado a su madre no aceptará que otras la sustituyan; la niña de doce años elige a su mejor amiga de entre aquellas que conoce.

El apego tiene dos caras: incluye y excluye al mismo tiempo. Las relaciones adultas llevan el apego a un plano más profundo, pero la exclusividad perdura.

El amor da al amado libertad de ser distinto de ti. El apego pide conformidad con tus necesidades y deseos.

El amor no impone exigencias. El apego impone una exigencia abrumadora: "Hazme sentir íntegro".

El amor se expande más allá de los límites de dos personas. El apego trata de excluir todo lo que no sean esas dos personas.

Una relación basada en la necesidad es, en verdad, ego expandido.

El apego tiene un significado espiritual más profundo, representa un intento de alcanzar la unidad fundiéndose con otra alma. La seducción del apego es que brinda una sensación de seguridad mediante el aislamiento con respecto al mundo exterior.

Al desapego se llega por el desamor, al no-apego se llega permitiendo, lo cual demuestra un amor inmenso. Entender el no-apego nos lleva hacia la importancia espiritual de dejarnos ir.

Deepak Chopra, El camino hacia el amor, Javier Vergara Editor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...