25.8.09

ORDINARY PEOPLE





Gente corriente... gente que se desliza en lo cotidiano como agua que corre acariciando a la madre tierra, colándose por sus rendijas, ocupando sus profundidades. Agua pura vibrando en gente humilde, cotidiana. Personas que te encuentras de repente en tu viaje emergiendo de no se sabe dónde para filtrarse en tu vida y mezclar su río con el tuyo, aunque sólo sea por un breve instante.
          Encuentros a veces fugaces que traen una presencia leve aunque poderosa, repleta  de conocimiento enraizado, de espiritualidad cotidiana. Ríos de vida que mezclan sus aguas en el mismo mar de sabiduría, en el mismo corazón. Son gente real, no mitos, y, sin embargo, parecen ángeles que se cruzan en tu camino para facilitar tu andar como guardianes de pasos que uno solo tal vez nunca encontraría. Personas despiertas inmersas en una cotidianeidad aparentemente dormida. Llaves del alma, pruebas del destino para ver si alcanzas a ver el brillo de una luz más o menos escondida bajo un disfraz cualquiera, que incluso parece mediocre o a veces mugriento.
          Debajo de una envoltura que no responde a nada aparentemente extraordinario, glamouroso, deslumbrante, el verdadero tesoro: corazones abiertos que ofrecen un rayo de luz a través de una palabra, un gesto, una guía en el momento justo... Como una dakini que se aparece al sabio para ponerle a prueba e iluminar un poco más su camino.
          Quizás una vieja que parece una bruja porte la llave del conocimiento profundo, como ese arquetipo femenino que habita en las profundidades y guarda la luz más bella y sanadora de todas, aunque la lleve aparentemente escondida. En este viaje a la China profunda he encontrado mucha gente corriente... con alas transparentes en el corazón.
Teresa Rodríguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...